MARATÓN ONCE NYC “ABRAZAR HASTA EL MARATÓN MÁS DOLOROSO”

Maratón 11… “aprender a abrazar hasta el maratón más doloroso”

Llegó el gran día, la uva doce de mis propósitos de Año Nuevo 2018 “Correr el maratón de NY y llevarme a mis hijas” Nueva York como ya les he contado es mi ciudad favorita y le tengo un cariño muy especial y desde hace unos años quería que mis hijas conocieran. Parecía que tendría que esperar otro año para que sucediera pero cuando menos lo esperaba y a pocos meses del maratón conseguí un número para correrlo, una Runny de Instagram se lesionó y me ofreció su lugar, hace unos días cuando le volví a agradecer me dijo “ese número era para ti” y real así se sintió porque cuando solté la idea de ir, regresó la oportunidad como literal caída del cielo 👆🏻🙏🏻

Así llegó el gran día, volamos a NY mi adorada hermana, mis hijas y yo, un viaje tan esperado me tenía nerviosa esta vez más por venir con ellas que por el mismo maratón.

Llegamos a la gran manzana ver sus caras de asombro cómo la que yo tuve la primera vez que volteé al cielo y me vi rodeada de rascacielos no tenía precio.

Fuimos a la Expo el mismo día que llegamos, recogí mi número y era simplemente increíble estar ahí y tener en mis manos el número tan anhelado para correr por segunda vez el maratón de NY, la Expo padrísima,  esta tan padre que llegas a pensar que lo necesitas todo! Jaaa es difícil controlarse pero Pía estaba ya dormida en una esquinita con Dany mi hermana y entonces unas cuántas fotos e irnos al hotel a descansar.

Al siguiente día fui a correr a Central Park con mis runnys Sofi, Majo, Gaby y con runnys que se unieron Silvia , Claudia y Xóchitl a quien conocía por Instagram y vive en NY, esto de tener la oportunidad de conocerlas en persona es algo que me encanta y agradezco pues siempre la sorpresa es grata y son aún más lindas de lo que instagram dice 🤗 Desayunamos muy rico, platicamos y compartimos unos tips para el maratón y por supuesto nos deseamos una gran carrera.

Ese día fue un día tranquilo, bueno, ya estábamos en central park así que solo fuimos a patinar

y en la tarde comimos pasta porque eso sí todas fueron muy solidarias para hacer la recarga de carbohidratos jaaa la porra también necesitaba mucha energía, yo volví temprano al hotel acomodé mis cosas y dormí temprano.

EL GRAN DÍA…

Desperté, en una silla estaba acomodado todo en el orden en el que me lo tenía que poner (así lo hago siempre para no olvidar nada) en la bolsa para el guardarropa ya tenía guardado lo que llevaría y mi comida. Le di un beso a las tres y salí del hotel rumbo al hotel de German Silva, me iría en un ferry con su equipo. Ahí un grupo de corredores, todos nerviosos y ansioso por llegar a Staten Island lugar del que arranca el maratón y al que llegas en camión en una hora y en ferry como 40 min en total. La hora estaba ajustada porque este ferry era el que salía más tarde con la idea de que los corredores no pasen tanto tiempo en Staten Island esperando el arranque (es una explanada enorme y hace mucho frío) lo cual es estupendo pero no si sales en la primera ola y te cierran el corral a las 9:25… llegué corriendo a las 9:15 pasé el puesto de seguridad y corrí en busca del guardarropa, ya iba tarde y había quedado de entregar su playera a una de nuestras corredoras de felices kilómetros que venía de Honduras, ya había pasado la hora que quedamos y de repente oigo “PRIS” “PRIS” entre la multitud, era ella entre miles de corredores me vió corriendo y saltando gente jaaaa le entregué su playera y seguí mi camino al guardarropa, eso sí pare por esta primera  foto !

Entregué mi bolsa pero había otro problema, me andaba de la pipí… piensa rápido llegas al corral y te vas con ganas o pasas al baño y te vas en la segunda ola… decidí formarme y mientras esperaba la chava de atrás que seguro vio mi cara de angustia al ver mi número me dijo ya cerraron tu corral, pero esto es más importante así que tranquila todo estará bien… nadie te entiende más que otro corredor y nadie tiene las mejores palabras para tranquilizarte…

Llegué al corral a esperar pero me acerqué a donde estaban los voluntarios cuidando y me dijeron “Wave 1” RUUUN y me dejaron pasar, ya saben le di mis “TEEEENKIUUUUS” y hasta me aplaudieron los demás de que me dejaron entrar jaaaa les digo, entre locos nos entendemos !

Cuando entré al punto de salida me encontré al esposo de una amiga de Instagram que Justo me trató de ayudar a buscar mi número cuando no tenía, ellos son Runners rockstars que sigo en Instagram (Paulleak y Matt Powers) y fue chistoso encontrarlos entre 62,000 corredores y que me dijeran que sí yo era la amiga mexicana de Candice (@candicehuffine ) ☺️ nos tomamos la foto,
nos deseamos una gran carrera y seguí el camino, frente a mí la majestuosidad del Verrazano Bridge, las palabras de despedida del director del maratón hasta este año Peter Ciaccia y quien hizo un trabajo admirable en cada maratón, las dos veces que lo corrí lo encontré por todos lados, desde cargando cajas, hasta recibiendo corredores en el maratón, se notaba que amaba lo que hacía, con palabras entre cortadas nos deseó una gran carrera a todos y después del himno el disparo de salida y la canción de New York New York de Frank Sinatra mientras arrancas… woaooooo esa salida es simplemente la más emotiva, única y espectacular, se siente como todos estamos ahí viviendo un sueño… 

mientras corría por el verrazano me encontré a otra corredora que sigo en insta y que es una mujer que hace una gran labor en su lucha por los derechos de las mujeres, (@alisonmdesir) la conocí en Boston y esta vez me la encontré en pleno puente qué locura!

Seguí corriendo, me sentía increíble todo era magnífico y me sentía muy bien, en cuanto al ritmo pasé los primeros 5 y los primeros 10k al ritmo esperado, pensé en subirle un poco y guardarme pero aún en ese ritmo me sentía un poco sobrada… (me la apliqué) Así que seguí a ritmo por debajo de 4:35…

Me encontré a Forrest Gump y me regresé a tomarme foto con él por supuesto… todo había comenzado tan padre! Pasé el kilómetro 15 … “ ritmazo Priscilla ritmazo” me decía jaaaa pasé el kilómetro 18 y entrando al 19 lo sentí todo, fue como si mis piernas hubieran dicho: sabes qué? Ya no! Lo sentí, recuerdo perfecto el kilómetro y momento en el que mis piernas de ir de maravilla dejaron de responder y cuando vi que no había ni pasado el medio maratón supe lo que me esperaba… crucé los 21k aún con un colchón de dos minutos para hacer PR pero con un dolor tremendo y me hice una pregunta que jamás me había hecho en un maratón ¿Cómo le voy a hacer para llegar hasta la meta? 😳 era muy pronto para sentir todo lo que sentía … pensé en que faltaban 5 kms para ver a mis hijas y mi hermana y confieso que otra vez pensé algo que nunca había pensado en un maratón: “Cuando las vea me voy a quedar ya ahí con ellas” “ya no quiero hacerlo”… el puente de Queens es el que cruzas para entrar a Manhattan, es mágico porque vas sólo con los corredores cruzando y de repente comienzas a escuchar a lo lejos los gritos de la multitud esperándote bajar del puente, es la locura! Mientras cruzaba, caminé y rompí mi regla “tú no caminas” y caminé di unos cuantos pasos en el puente, respiré profundo y dije: “aquí adelante están ellas, no te puedes derrumbar y además tienes que seguir hasta la meta porque si no llegas no hay medalla mamacita” así que DALE! y después de 5 pasos y unas cachetadas de conciencia seguí corriendo… por cierto casi no hubo música, en este maratón mi música era la gente… salí del puente, cargada a la derecha buscándolas, era toda una multitud ! Todos esperándote a ti, al menos eso parecía ! Y escuché sus gritos!

Ahí estaban… cada maratón que no estaban mis hijas siempre las imaginaba cuando veía niños echando porras… ¡Este momento lo había soñado tanto! y ahora era una realidad. Corrí hacia ellas, la barricada no me dejó abrazarlas pero nos tomamos las manos y también unas fotos increíbles! Este sin duda fue mi levantón, después de ver a mis hijas y mi hermana no volví a dudar que llegaría a la meta y aunque sabía que ya había perdido el ritmo para un PR todavía podía hacer un Boston Qualify time, así que sobre esa meta me enfoqué en terminar abajo de 3:35 sabía que mis piernas podían con ese ritmo de esfuerzo para llegar ya sin sufrir, siento que mis piernas y mi mente estaban cansadas y esa decisión me dio paz.
La 1st avenue es puro subir hasta el Bronx, es una parte pesada que parece eterna pero ya iba en calma, se trataba de ir “al pasito” toda mi estrategia de recarga la había hecho tal cual la hago siempre, en cada estación me detenía a tomar agua y gatorade, tenía mucha sed así que supongo iba medio deshidratada, estaba tratando de ayudarme de todo, sabía que eso es lo que tenía que hacer, encontré una estación donde podías parar a untarte un gel para el dolor, (se llama biofreeze) ya que avancé vi que muchos lo hacían y supuse era bueno pero ya lo que quería era seguir avanzando pero a la vuelta continuaba la estación y ya no dudé, paré y casi me puse a preguntar los componentes y que qué era a lo que casi me dijo “tú untatelo donde  te duela y me puso mucho gel en mis manos y venga en todos los cuádriceps que dolían marca diablo, yo no sé si fue placebo o si real tenía algún tipo de anestesia porque santo remedio al dolor desde ahí hasta la meta. En la estación del Bronx me tocaban gomitas y me detuve a comerlas y tomar agua y que me encuentro a Paloma una corredora seguidora de Instagram que me había avisado que estaría ahí esperándome.. y me dice Pris! Soy Paloma!

No saben qué gusto me dio porque alguien me dijo “and this is for you” y volteo y un cartel con mi nombre … woaoooo me sentí tan afortunada de esa muestra de cariño ! Que me dio adema un empujón rumbo a la meta. Más adelante escuché en la milla 23 a alguien que me gritó PRIS! Pensé que era por el nombre de mi playera pero esta vez fue.  ______ que también me sigue en Instagram y no tenía el gusto de conocer en persona… de verdad gracias !! Para ese momento no cabía ningún mal pensamiento solo alegría y agradecimiento por estar ahí rodeada de tanta energía tan padre y cumpliendo un sueño más… de regreso corres a un lado de Central Park y es la última subida pesada pero a la vez una de las partes más lindas y emotivas del maratón, encontré un ritmo cómodo para mis piernas porque sentía que no me daban para ir más rápido pero que a ese ritmo íbamos bien a la meta, este maratón lo quería disfrutar y el ritmo de PR no combinaba con ese goce, no esta vez… en la milla 24 vi un corredor parado tocándose las piernas y otro corredora tratando de ayudarle, tenía cara de calambres y me di cuenta que me quedaba una pastilla de sal, así que me regresé, me detuve y le dije ¿crambs? Take it, salt stick this is gonna take you to the finish line, go! Su cara, la recordaré siempre… 

 

Se acercaba la milla 25 donde estaría de nuevo mi Banda, mi barrio que me respalda 😜🤘 y no las veía hasta que unos gritos sobresalían de la multitud ! “PRISCYYYYYY HEEEEEYYYY” 😂😂😂 eran ellas ahora sí les di un beso ya iba con eso feliz hacia  la meta. Entró la llamada de un amigo para acompañarme en el cierre y me fui platicando con él los últimos dos Kilómetros, me ayudó mucho, siempre me habla en mis maratones 🤗, yo sólo le repetía lo cansada que me sentía y que quería llegar en tiempo clasificatorio a Boston, ahí supe que proyectaba 3:36 no 3:34 como yo pensaba pero ya no había nada que hacer, había dejado  activado el auto pause y no me di cuenta que cada que paraba mi reloj se detenía también y ahí estaban mis minutos extras, ya no era importante eso y me recordó que ya lo había hecho increíble en Chicago y que este maratón era para disfrutarlo y con esas palabras recibí el último empujón, FELIZ hasta la Meta,
ahí estaba, dando la última vuelta en Central Park entrando a los últimos 200 mts rodeada por todas las banderas del mundo, la de mi Mexico era la segunda y así levantando los brazos de alegría crucé la meta de mi maratón once!

Crucé FELIZ, esta vez no lloré pero no podía parar de sonreír, no podía creer que lo había logrado después de haber llegado a un punto máximo de duda de poder hacerlo, algo que nunca antes me había pasado, me sentí tan orgullosa de mi y de mi tiempo, pues aún cuando no fue el mejor, fue como si lo hubiera sido porque sin duda este fue el maratón que más trabajo me ha costado terminar y llegué por mi hermosa medalla.

 

 

Las muestras de cariño no terminaron ahí pues caminando al guardarropa que estaba como 1k después de la meta, se acercó a mi alguien y me dijo: “seguí tu recorrido, lo hiciste increíble y con Chicago encima, déjame darte un abrazo”… mi cara de sorpresa cuando supe que era una amiga de Instagram con quien entrené de forma virtual para mi primer NY hace tres años, loly Mendoza, venezolana que vive en NY y que estaba como voluntaria esta vez en el maratón, fue mi segundo regalo al cruzar la meta! Así, con tantas muestras de cariño cómo  no terminar tan feliz un maratón!

Y así  es esto de los maratones, no sabes cómo va a responder tu cuerpo hasta que estás ahí, no sabes cómo vas a vivirlo hasta qué estás ahí. Este maratón tuvo momentos en los que disfrutar no fue tan fácil como otras veces, momentos en los que mi mente se quebró, esa que creía tener dominada…

Pero lo que más me gustó es que mi amor por el maratón ganó, que en ese punto donde me rompí, decidí cambiar el plan, buscar un punto de equilibrio donde pudiera terminar mi maratón con una sonrisa, feliz, contenta, si el tiempo no me daría esa felicidad entonces la encontraría en esos momentos y personas que me acompañaron y me dieron fuerza para llegar hasta la meta y completar ese recorrido que físicamente dolía tanto… desde mi maratón 4 en las vegas prometí nunca menospreciar mis maratones por el tiempo, prometí siempre ser la primera en reconocer mi esfuerzo porque sólo yo sé lo que me cuesta cruzar cada meta y porque yo corro porque me hace feliz y eso sí estoy obligada a respetar siempre, este maratón es el maratón en el que más veces rompí mi regla de “tu no te paras”… mi maratón once me enseñó a abrazar hasta el maratón más doloroso y que a veces hay que detenerse para recoger los mejores momentos… #proud 😌✨ Maratón ONCE NYC 3:36 y mi mejor tiempo porque es el que más me ha costado ♥️

Gracias a todos, amigos, familia y desconocidos que quiero y me quieren por acompañarme en todos mis viajes, es un placer compartirlo con gente que me manda toda su energía positiva, se siente y se agradece siempre!

Una aventura más completada! Vamos por muchas más!

Agradecida con Dios siempre por llevarme  y acompañarme a correr mis sueños✨🙏🏻

#yademasCorredora

MI MARATÓN 10 “EL DEL ANIVERSARIO”

Voy a empezar por contarles algo, este año correría mi maratón número 10, tenía que ser especial así que elegí NY como sede, pero no quedé en la lotería y no conseguí número. En MAYO busqué un número para correr CHICAGO y no quedarme sin maratón este año… se consiguió el lugar, compré mi vuelo y ya con todo listo para Chicago, en Septiembre conseguí un número para NY, creo que así tocaba.

Cuatro semanas antes de Chicago no la había pasado nada bien, hice un chequeo de 5k que fuera de ayudarme creo que me desmoralizó un poco porque el tiempo que hice proyectaba un tiempo en maratón mucho más alto del que yo quería hacer, además viví un momento personal que me costó trabajo entender y superar, eso me costó dudas en mi desempeño en el maratón, pero platicarlo con mis amigos más cercanos y escuchar sus palabras y sentir su cariño me ayudó a cambiar el chip, de repente justo dos semanas antes del maratón llegó a mi una paz y una calma que parecía inexplicable… estaba lista.

Los días previos al maratón fueron increíbles también, el viernes temprano recogimos paquete en la Expo , después de ahí fui a comer con Yola  y por poco nos vamos en tren a Indiana, gracias a Dios la señorita a cargo nos fue a callar por escandalosas porque era un Quiet vagon y ahí nos dimos cuenta que no íbamos a la Expo sino a Indiana y que nunca perteneceríamos a un vagón de esos jaaaaaa

El sábado temprano organicé un shake out run y un desayuno donde la pasé increíble con amigos y Runners que ahí conocí ! En la tarde convivimos con más amigos runners!  Y tuvimos nuestra cena de carbohidratos con corredoras de mi equipo y algunos invitados !

Esta es la historia del maratón 10, el del ANIVERSARIO…

Me voy a concentrar en el día del maratón, viajé con mi amiga Yolanda (la mejor compañera y carnala de viaje EVER) pusimos como 3 alarmas cada quién para asegurar despertar, yo llegué tan tranquila y en calma que estuve durmiendo como piedra toda la semana así que más valía despertar, a las 5:00 am sonaron todas las alarmas, despertamos y el amigo que nos recibió en su casa se levantó a llevarnos (todo cuenta, son muchas las personas te ayudan para estar ahí) llegamos  alas 6:20 am y teníamos pase a una carpa de hospitality donde habría desayuno y cafecito y entonces nos sentamos a desayunar, a la carpa llegó PAULA RADCLIFFE la poseedora del récord mundial femenil de maratón (2:15:25) para desearnos ÉXITO a todos… eso ya era algo increíble !!!!

Fuimos al baño, ya nerviosas porque teníamos que estar ya en el corral de salida, ya saben siempre viviendo al límite… Vimos a Sule, una de mis corredoras y amiga, intercambiamos abrazos y buenos deseos y nos dirigimos a nuestro corral… sabía que llegar al corral no sería cosa fácil cuando me di cuenta que estábamos en la letra L jaaaaa le dije a Yola creo que tenemos que empezar a correr ya, después de unos metros perdí a Yolanda… y corrí saltando gente y corriendo en zig zag, con el nervio a tope y la vista al frente buscando mi letra en los corrales… H, G, F, E, D, C y por fin a lo lejos mi letra… la B pero no crean que iba corriendo sola, eramos toda una banda tratando de llegar al corral, ya estando ahí faltaban sólo 5 minutos para mi disparo de salida (7:30) , no lo podía creer, ya estaba ahí, pedí una foto y prendí mi playlist… iba arrancar con esta canción:

https://itunes.apple.com/mx/album/el-amor-despu%C3%A9s-del-amor/201571360?i=201571436

Siempre elijo una canción especial para cada maratón desde los entrenamientos, esta canción me apareció un día, después de años de no escucharla y por la letra, supe que sería la canción y fue con la que visualicé mi maratón durante mis últimos entrenamientos.Este maratón llegó a mi de una forma inusual, una semana antes sabía que se lo debía a Dios y decidí que aunque le ofrezco siempre mi día a día, pero de este maratón ofrecería mi mejor esfuerzo y completo a ÉL.

De repente ya estaba pisando el tapete de salida y estaba sonando mi canción… El amor después del amor de Fito Paez… ya estábamos ahí, frente a mi, CHICAGO y sus 42.195 kilómetros diciendo “BIENVENIDA A TU ANIVERSARIO” y de repente me llegó un pensamiento en el que entendí que todo sucedió así (no quedar en NY y buscar CHICAGO) porque allá arriba había decidido que mi fiesta sería en Chicago porque ahí tendría las condiciones perfectas para vivir mi maratón 10 como yo lo esperaba… PERFECTO.  Fue como si de repente hubiera entendido por qué ahí y lo que tenía que hacer: ¡DISFRUTARLO Y DARLO TODO!

Sentí entonces unas ganas profundas de llorar y pensé: Priscilla deja las lágrimas y el llanto para la meta porque no se puede llorar, respirar y correr rápido al mismo tiempo! entonces me contuve y me calmé, me concentré en la gente y enseguida vi la linea azul, nunca me fijo en ella en los maratones sino hasta los últimos kilómetros, pero la vi y dije ok voy sobre la linea azul, aquí me quedo…


De repente crucé el kilómetro 5 o al menos eso marcaba mi reloj y dije WHAAT 19:57 ? me emocioné mucho y me acordé del chequeo y dije, el cheque no será mi referencia, voy a hacerlo mucho mejor, entonces me emocioné mucho y casi me vi rompiendo el listón en la meta jaaaaa, seguí corriendo y de repente veo que mi reloj maraca 9.5 kilómetros y a mi derecha un letrero del maratón marcando 8K (DEMIT!) Oh no! fue como una montaña rusa que me llevó del momento MAXIMILMILLONES al más miserable, jaaaaa dije no puede ser mi reloj está calculando mal, entonces en cuánto pasé el 5k? si voy rápido? o voy muy lento? KASTAPASANDAAAAAA entonces dije, CÁLMATE PRISCILLA! CÁLMATE! esto es una prueba como muchas durante el maratón, es temprano, estas a tiempo de arreglar esto, respira profundo, sigue corriendo y piensa cómo le vamos a hacer… ok, llega al 10k checa el tiempo y calculamos cómo vamos… siempre hablo conmigo ya saben y eso hice, llegando a la marca de 10k (solo marcan algunos en kilómetros porque en realidad todo se marca en millas, por eso esperé al 10) me di cuenta que sí iba bien, marqué en 46:46 y mi mejor tiempo es 44 algo, así que estaba bien, muy bien, pero seguía sin saber realmente a qué ritmo medio iba y eso me frustraba un poco , yo me sentía muy bien pero iba muy rápido entonces tenía miedo de que se me acabara la gasolina antes de tiempo… pasé el kilómetro 15 en 1:10:00 del 10 al 15 corrí a un ritmo de 4:38 pero yo no lo sabía, obvio lo estoy leyendo ahorita pero en ese momento mis matemáticas me daban solo para contar y equivocarme una y otra vez jaaaaaa Mi segundo intento fue como en todas las carreras que me emparejo con alguien que va al mismo ritmo que yo, y preguntarle ritmos, peeeero esta vez eramos la línea azul y yo, nadie más… entonces dije necesito ayuda y saqué el celular (tengo habilidad en correr y usarlo ya saben), abrí el whatsapp y le mandé un mesaje a dos personas que sabía que eran las únicas que podían ayudarme en ese momento, el mensaje decía: MÁRCAME jaaaa esperaba que alguno lo leyera y me marcara, Ara se quedó en gris, seguro estaba haciendo su fondo para Toronto, pero Quirino dió azul y en unos minutos me marcó… HELP! mi reloj está marcando más kilómetros y no me da el ritmo, porfa dime cómo voy, voy muy rápido? cuánto proyecta mi tiempo en el track? y entonces me dijo que estaba proyectando para 3:15 y dije whaaat? ok voy muy rápido definitivamente y me ayudó a decirme los ritmos y que los midiera revisando el tiempo por vuelta que daba mi garmin y no el tiempo total, y que me reservara un poco porque faltaba mucho, me calmé y eso hice… seguí corriendo y acercándome al medio maratón, mi estrategia de recarga iba muy bien: el gatorade pre race 15 min antes de empezar el maratón y en el km 9 comí el primer gel de mango de gatorade, a partir de ahí cada 30 min un gel y en la siguiente toma gomitas y así una y una para no hartarme del sabor y consistencia, en cada abastecimiento de agua tomaba agua y gatorade o solo agua si tocaba comer gel, cuando cumplí una hora tomé la primer pastilla de sal para evitar calambres y rehidratarme, sí en todo eso también iba pensando y midiendo tiempos jaaaa

Llegué al kilómetro 21 sintiéndome súper bien y súper feliz, ahí estaba el novio de mi amiga Melly, fue mi porra del maratón así que lo saludé con harto gusto! jaaaa para esto estaba lloviendo así que ahí aventé el tank ligero que llevaba y me seguí en top, aquí quise romper también con ese  paradigma que siempre tuve, miedo a correr con top por no tener un abdomen perfectamente marcado, de un tiempo para acá han dejado de ser complejos en mi vida y fue muy cómodo correr en top y shorts, fuera playera, fuera complejos!

Me costó emparejarme con un ritmo sin duda, subía y bajaba, lo sentía, sólo no me permitía ir más arriba de 4:50 por km, en el km 28 me volvió a marcar mi amigo, para ver cómo iba, me escuchó un poco agitada y me dijo que si aguantaba ese paso hasta el kilómetro 37 siguiera así sino me volvió a dar un margen y me dijo cuántos minutos de colchón tenía para seguir rompiendo mi tiempo, gracias Quiri por ser mi gps en este maratón!!! Entonces llegando al kilómetro 30 y no podía creer que aún no sintiera dolor, mi siguiente meta fue correr del 30 al 35 abajo de 4:49 ahí sonó la canción que me dedicó Pía por segunda vez https://itunes.apple.com/mx/album/mi-momento/1433359450?i=1433360283

y luego la de Cami https://itunes.apple.com/mx/album/girls-like-you-feat-cardi-b/1381582726?i=1381582728

Así llegué al 35 sintiéndome como nunca me había sentido en un km 35 de un maratón… en mi manga izquierda llevaba un mensaje escrito de mis hijas que decía: “SIGUE CORRIENDO TE AMAMOS” “ERES LA MEJOR Y ADEMÁS CORREDORA” lo leí  y decidí ir por 5 kilómetros más manteniendo el mismo ritmo porque me sentía muy bien, no había dolor, sentía mucha alegría y sonreía como loca, lo que si confieso es que iba ida, 100% concentrada, casi no sé por dónde iba pasando, casi no vi la porra y  casi todo el tiempo escuché mi música porque eran canciones que me habían dedicado o que representaban un momento del proceso de este maratón, entonces era como ir envuelta en mi porra, sonó el rap y pensé en todas mis niñas de Felices kilómetros equipo al que también entreno y que han sido un apoyo incondicional, canté, llevaba otra canción de mis niñas online, otras con las que entrené con mis amigas… creo que cada maratón es una graduación y me encanta preparar cada fiesta… les comparto mejor mi playlist:

https://itunes.apple.com/mx/playlist/chicago2018/pl.u-pMyl1WvFKd1M8W

https://itunes.apple.com/mx/playlist/chicago2018/pl.u-pMyl1WvFKd1M8W

Esos kilómetros también pensé mucho en mis corredoras a quienes entreno que también estaban corriendo su maratón en ese momento y otras haciendo sus carreras de otras distancias, en fin mi equipo virtual y de Querétaro, todo el tiempo pensé en mi familia por supuesto y en la gente que de alguna manera me ayudó a estar ahí y vivir ese momento, en familiares, en amigos y amigas,  pensé en todas las personas  que me habían escrito desde facebook e instagram para desearme cosas chingonas en este maratón y cuando repasé a todas esas personas especiales ya estaba cruzando el kilómetro 40 en 3:11:08 estaba impresionada porque me di cuenta que el momento de dolor que estuve esperando definitivamente no llegaría esta vez y decidí cerrar los últimos dos kilómetros con toda mi energía y alegría, sonreí y le metí el km 41 en 4:08 y el 42 en 4:38 … nunca pensé cerrar así un maratón… así entré a los últimos 400 mts, vi la línea de meta y entonces supe que toda esa energía que me mandaron ustedes y la gente que me quiere, me había llevado protegida de cualquier dolor hasta la meta,  llegó el segundo pensamiento:  no corrí sola, la linea azul era mi acompañante, este maratón que había ofrecido a Dios había sido tan único, perfecto y especial porque el me había llevado de la mano desde el arranque hasta la meta, así que  los últimos 100 mts sólo alcé los brazos, sonreí y le agradecí su compañía, crucé la meta y entonces sí a llorar, de mucha felicidad y alegría, pues este proceso de maratón me había costado mucho emocionalmente y haberlo girado a positivo fue un gran logro.

                 

Crucé la meta, le marqué a mis hijas a algunos amigos, le mandé video a mis equipos, y llegué a la carpita de nuevo donde entré al masaje y me recibieron con muchas porras y gritos, yo volteé a ver si a lado venía Mo Farah o qué onda pero sí era a mi y ya saben como soy pa pronto como presidente alcé los brazos y les grité “THANK YOU THIS IS THE BEST WELCOME EVER” ! jaaa ya cuando le pierdes el miedo al oso la vida es más divertida jaaaa

       

Después me encontré de nuevo con mi amiga Yoli que también la rompió y nos llevaron a los ganadores del maratón y pude conocer a MR. Mo Farah! no bueno vaya que todo fue MAXIMIL de increíble! Si me hubieran dicho, describe el maratón perfecto para tu aniversario 10 definitivamente me hubiera quedado corta con lo que viví en Chicago. GRACIAS VIDA!

Mi agradecimiento: me siento profundamente agradecida con todas y cada una de las personas que me escribieron y me dijeron que habían hecho oración por mi, que me habían mandado energía, que me mandarían buena vibra y en lo que cada quien cree, que al final es energía positiva, quiero que sepan que la sentí a cada paso, estoy convencida de que su energía fue mi fuerza y mi armadura contra el dolor y la duda.

La lluvia, el clima, la música, mis hijas, los buenos deseos, la linea azul, la llamada, los mensajes, mi familia, mis amigos, las personas y marcas que creen en y además corredora y apoyan mi proyecto (GRACIAS ASICS corrí con el outfit más cool y cómodo y por supuesto mis kayano25 que se portaron increíbles)  , las personas que me ayudaron a correr Chicago,  https://instagram.com/choosechicagomx?utm_source=ig_profile_share&igshid=l3wcstsss5jq ChooseChicagomx por invitarme a conocer y disfrutar su increíble ciudad !, a los amigos que me recibieron en su casa, mis corredoras, mi equipo de Querétaro, mi equipo virtual, mi equipo de felices kilómetros, todo fue un factor para estar aquí y para vivirlo así, me siento muy agradecida, gracias por ser mi empuje para lograr romper mis miedos.

Mi enseñanza de este maratón:

  1. En el proceso cuando te preparas para tu maratón pueden pasar muchas cosas inesperadas que parece vienen a tumbarte, pero tú tienes dos opciones: dejar que te derrumbe o convertirlo en fuerza y coraje y sacarlo en tu maratón.
  2. En mis 9 maratones anteriores siempre llegaba a un punto de dolor o sufrimiento, a veces desde el 28 a veces desde el 32, y el resto del maratón hasta la meta se convertía en aguantar el sufrimiento, este fue el primer maratón en el que no llegó ese momento y en el que he corrido más rápido, aprendí que sí “Se puede correr un maratón sin sufrir”
  3. Todo es más fácil cuando lo pongo en manos de Dios.

Aunque cada maratón es diferente algunos salen como esperabas, algunos no, pero se trata de disfrutar las lecciones que siempre tiene para ti, este salió increíble, califiqué a Boston debajo del tiempo por 14 minutos, bajé mi marca personal 7 minutos y saqué mi RP de 3:21:45 y me quitó muchos miedos y me dio la seguridad de que si lo trabajo puedo mejorar aún más! Si yo puedo tú puedes, acuérdate 😉

Priscilla

#yademasCorredora

Mi segundo 70.3 en Tulum✨

Este año entre mis objetivos más importantes marqué un maratón y un 70.3, creí que ya no lo haría porque se había pasado el primer semestre del año que era como lo tenía en mente, pero llegó la oportunidad de hacerlo, una invitación de @losamigostulum para representarlos y conocer su hotel en un lugar hermoso Tulum.

Después de dos meses llegaba el gran día, llevar todo porque preparar lo necesario para cada disciplina no es cosa fácil, todo lo que me iba a poner, untar y comer tenía que ir si o si en mi maleta y por supuesto mi bici en otra.

Y pues llegó el día de volar a Cancún acompañada de mi valiente amiga @acorach que se aventaría el tiro de acompañarme y ser la porra oficial ! Eres un sol corachita!

EL viernes amanecimos en el hotel Central Park en Tulum, un hotel eco friendly con amenities como un cine privado, un spa hermoso, un restaurante delicioso llamado Sugar free y un gimnasio de cuatro pisos (mi Disney) todo esto en medio de la selva, simplemente increíble.

Así que fuimos a conocer el gimnasio Y después de estrenar el gym fuimos a desayunar en sugarfree restaurante del hotel que tenía un menú delicioso y súper healthy así que descubrí que todo en el hotel estaba como hecho para mi gusto 🙊

Después decidimos ir a la playa pero Tulum es muy de paseo en bici y tuve la brillante idea de decirle a Adri que nos fuéramos en bici, así lo hicimos, cuando nos dimos cuenta llevábamos más de una hora pedaleando y no llegábamos 😂 pero fue muy divertido porque paramos en este lugarcito también como hecho para mi y nos refrescamos con un delicioso iced matcha! Este lugar también me lo quería llevar a mi casa y Adri también ! 😁

Seguimos el camino y por fin llegamos después de 1:20 ya estábamos en el beach club de mi hotel “los amigos beach club” aaaay pero qué hermoso es Tulum y su mar! Pasamos ahí unas horas, tomando fotos, escuchando el mar y empezó la recarga de carbohidratos con una deli pizza vegetariana y una ensalada de frutos rojos, todo delicioso! ESo sí, fuimos bien listas porque de ida vimos a los amigos Tulum (que si son como amigos) en su camioneta y les dimos nuestras bicis jaaa el regreso ya era en van porque nos cansamos y a mi todavía me faltaba un 70.3 el domingo 🤪

Volviendo al hotel había una platica que estaba dando el señor Luis Alvarez IRONMAN 156 veces, él ha hecho TODOS los ironman del mundo y ha escalado las 7 montañas más altas, así que ya se imaginarán lo motivante que es escuchar que una persona así te diga que todo es posible… a ver, no le creas! Imposible! Así que salí de ahí muy motivada y segura de que todo saldría bien el Domingo. Al siguiente día desayunamos con él señor ironman y nos contó cantidad de aventuras tipo cómo y quienes inventaron la prueba del ironman y sus competencias en china, Timbuktu y el Everest 😳 pero una de la más increíbles fue cómo conoció a Marcos su amigo ciego A quien compañía y guía en sus competencias de ironman…

Al siguiente día fuimos a la Expo, tenia que llevar a que armar mi bici, eso me tenía nerviosa… llegamos, el tri sería un triatlón chiquito, para pocos competidores pero tan importante para cada uno como cualquier otro 70.3 💪😌 Se sentía un ambiente de emoción y tranquilidad porque así es Tulum, todo calma, todo peace ✨ así que yo estaba muy tranquila y relajada… bici armada check, salí a probarla y todo parecía estar en orden.

 

Regresamos al hotel, cenamos y subí a preparar todo lo que llevaría a la prueba… ese nervio de llevar todo y que no falte nada es inevitable pues de llevarlo todo pude depender que tengas o no una buena competencia. Sorprendentemente yo seguía relajada, eso es culpa de Tulum sin duda, así que antes de dormir hablé con mis hijas y me preparé para dormir…

EL DÍA DEL TRI 🏊🏻‍♀️🚴🏻‍♀️🏃🏻‍♀️

4:00 am sonó el despertador ⏰ lo primero que hice fue escuchar un mensaje de voz de mi Pía y mi Cami donde me decían que era la mejor, que ganara y que deseaban que me fuera increíble, siempre traigo algo de ellas conmigo, esta vez era un anillo de Cami y un dije de panda de Pía, así sentiría que me acompañarían durante toda la competencia.

Desayuné un pan con crema de almendras, cómo me cuesta siempre ese pan previo, a esas horas quién va a tener hambre! Pero es de las poquísimas veces que me obligo a comer (generalmente siempre tengo hambre, no hace falta) y pues nos fuimos al triatlón mayan man, para mi fortuna íbamos con Luis Ironman y aproveché para pedirle tips y consejos extra para nadar en el mar 🙊 haciendo incapié en que NUNCA antes lo había hecho 😱 pero para una persona así pues no hay respuesta diferente a: “FÁCIL” y “NO PASA NADA” jaaaa y pues me fUicab con ese pensamiento, fui a dejar mi bici a la transición y a acomodar todo, las toallitas las cositas para rodar y las cositas para correr, todo lo que tenía estar ahí… 

EL MAR 🌊

Al encontrarnos con el mar nos recibió con un amanecer majestuoso, eso tan bello no podía ser tan malo… confieso que ahí si me sentí un poco nerviosa, platiqué con algunas personas y nos fuimos a formar a la zona de arranque y a ver las bollas y estudiar por dónde  y hacia dónde teníamos que nadar… primer disparo de salida, era para Luis Alvarez y Marcos, ver a Marcos entrar al mar sin ver, confiando sólo en su guía me impactó y pensé, no puedo tener miedo, debo ser también valiente… Me tocaba entrar al mar así que caminé y caminé hasta que sentí que ya podía empezar a nadar y en unos segundos ya no estaba en una alberca como siempre entrenaba, estaba nadando en el mar y no cualquier mar sino en el de mi ya consentido Tulum, sentí temor de marearme respirando cada dos brazadas, entonces intenté cada tres… mira los corales, el sabor a sal, sargazo en mi mano, en mi cuello, tres brazadas, que sean dos, mejor tres, que no me de pánico por favor, me pica el cuello, ya me rosé… pero mira nada más, cada que sales a respirar ve el cielo es hermoso y cuando mires abajo ve el fondo del mar y su naturaleza, qué hermoso, estoy aquí, ya me siento tranquila… Sentí todo el tiempo que mi guía era Diosito y parecía que quitaba el agua cada que yo salí a respirar y que bajaba la marea cada que braceaba al frente en busca de la bolla. Así pude visualizar cada bolla hacia la que tenía que nadar y encontré mi ritmo, me sentía cómoda, segura y feliz, me olvidé del miedo y disfruté nadar en el mar terminé la primer vuelta y comencé la segunda y última no podía creer que estaba haciéndolo y que se sintiera tan bien vencer un miedo, pensé en todas las personas que me ayudaron de alguna manera para vivir ese momento así y agradecí 🙏🏻

En el último tramo largo (era un rectángulo) la marea se puso ruda, parecía más lejana la bolla que en la primera vuelta, pero siempre la veía y seguí nadando hacia ella, con el objetivo siempre a la vista, disfrutando pero concentrada. Algo me picaba en el cuello, sabía que me había rozado mi cadena con el trisuit pero nada que no pudiera soportar, último giro hacia la playa, ahí había más sargazo pero pues lo empujabas. No lo podía creer veía el arco de salida y lo mejor es que me sentía tan feliz que supe que ya había ganado porque había vencido un miedo y se había convertido ahora en una fortaleza, pisé tierra firme sin mareos ni nada toda felicilla, empecé a correr por mi bici a la primera transición, en el camino iba con otras chavas que comentaban que el mar había estado rudo y yo, enserio estuvo feo? Yo nunca había nadado en el mar y creí que era lo normal y me dijeron para nada! Estuvo rudo y nadamos más de 1900y entonces vi que mi reloj marcó 2,230 y entonces creo que me sirvió no crear ninfunda expectativa o no saber qué se sentía porque nadé  sin miedo, eso es importante, la mente, estar serena, eso lo repetí mucho mientras nadaba, “mantente serena” “eres una chingona” “lo estás logrando” ya saben, tenemos que hablarnos bonito y fuerte a la vez porque hay momentos en que sólo  te tienes a ti para levantarte el animo, para darte fuerza! Salí del mar en 54:12

LA BICI 🚴🏻‍♀️

Una transición larga de 600 mts desde el mar hasta la zona donde montas y empiezas a rodar, me tardé un poco, quería salir lista y preparada, me comí un gel, me puse bloqueador, bodyglide en mi cuello donde me rocé en el mar, casco, lentes, calcetas,  zapatos y a correr hacia la zona de montaje… a rodar! Me esperaban tres horas, que era el objetivo inicial, era un circuito de 5 vueltas casi todo plano con un poco de pendiente de esas que no se ven pero si se sienten, me tomé mi primer pastilla de sal, el sol estaba rudo sabía que mi nutrición sería clave en esa competencia, así que cuidé los tiempos para las pastillas de sal, para mis barras de semillas y mi hidratación, más de lo normal, porque necesitaba mucho más… de repente me di cuenta que mi zapato estaba como encharcado y se me hizo extraño, ademas una parte de la carretera estaba mojada y lo demás no, había sido una nube traviesa que literal quiso llover sobre las cosas que teníamos en la transición… En la bici puedo decir que fue mucha concentración, no pensar en lo mucho que eran 90 kms sino en que cada vez faltaba menos, cuidar la nutrición y la hidratación y pum! Ya estaba en la última vuelta y desmontando para la segunda transición, salieron esos 90k en 03:05:43 … ahora sí venía lo mío, el RUN!

Y EL RUN 🏃🏻‍♀️

Llegó el momento de bajar de la bici y correr a zona de transición, deje la bici y porque no, a una mini nube se le ocurrió llover encima de nuestra zona de transición y mis tenis ya estaban empapados, me tomé el primer gel, me puse bloqueador, número y a correr al primer tapete, de ahí salir a correr 4 circuitos de 5 y cachito al otro lado de la carretera de donde fue la bici, cuando salí del adoquín y empecé a correr en la carretera empecé a sentir un dolor muy fuerte en las plantas de los pies, específicamente en metatarsos, kastapasanda 😱 dolía mucho, el sol era intenso y mis pies me quemaban, no llevaba ni 2 minutos corriendo cuando llegó el pensamiento de, tengo que correr 21k y esto ya duele! Me dije: Pero si dijiste que el run es lo tuyo, tenga su momento 😳 Y entonces me pregunté ¿cómo @#/$ coño le voy a hacer para correr medio maratón?

El run es lo mío pero… esta vez va a ser lo más duro y no lo más fácil…  cada vuelta media poco más de 5 kms, di la primera vuelta vi a Adri y le dije, me duelen mucho los pies 😖 me dijo: no pienses en eso! Y lo intenté, pero cada pisada me retumbaba hasta el cerebro, dije, ¿fasitis? Imposible! esoy bien, no es como que me empiece ahora, ademas dolía metatarsos, entonces dije en el siguiente puesto de hidratación, me acomodaré bien las calcetas, seguro se quedaron mal dobladas y me ampollé, entonces eso hice, me detuve me estiré las calcetas y maaaaaaaaadres dolió peooooooor aaaaaauuuuuch ahí entendí que me había ampollado desde la bici y recordé que mi zapato también estaba mojado y que había pedaleado mal seguramente… ok son ampollas en metatarso 💆🏻‍♀️ pensé, si sigo corriendo y pisando se me van a dormir los pies y ya no lo voy a sentir… entonces empecé a pisar normal (un poco salvaje el método porque dolía) y de repente pum, el dolor se quedó pero me olvidé de el, correría 21kms con ampollas en metatarsos y sabia que no iba a parar por eso y que si iba más lento iba a doler más tiempo, así que seguí…. el siguiente problema a enfrentar fue el sol, estaba RUDISIMO y me acordé de mi corrida en Dallas a 43 grados y el típico, ya has hecho esto antes! Eres una chin💪🏻na (ya saben que en momentos de rudeza extrema necesito mensajes más fuertes 🙈🙈) lo vas a sacar, da lo mejor de ti, paras en todos y cada uno de los puestos de hidratación, comes cada 30 minutos, si cuidamos eso, saldrá bien y a ritmo constante… me decía! Empezando comí la última pastilla de sal y a la siguiente hora decidí no más por que ya no estaba sudando,  así que la hidratación sería un trago de powerade y uno de agua, yo traía geles y gomitas, por tiempo solo me tocaban dos geles y tomé dos gomitas extras en el inter, no hay mucho que decir, eran vueltas y vueltas, todo el tiempo veías a todos los Chin💪nes que se la estaban partiendo ahí, igual que tú, mismos kilómetros, mismo sol, misma nadada y bici recorrida… el sol era realmente duro, todos absolutamente todos parábamos en cada puesto de hidratación, muchos tronados desde la primer vuelta, lo notabas en su postura, corrían encorvados, de lado, cadera caída, otros simplemente caminaban, pero todos esforzándonos para sacar ese medio maratón. Cada 2k  me exprimían en la cabeza esponjas heladas y hasta se me iba el aliento (soy coyona con el agua fría) pero necesitaba ayuda para bajarme la temperatura corporal, me metía hielos en el trisuit y así cada 2k te refrescabas y a los 100 mts te sentías de nuevo en llamas 🔥🔥🔥🔥🔥 jaaaa lo tengo que decir, ME COSTÓ! Es el medio más caliente que había corrido en mi vida, sin duda… mi ritmo se fue encima de lo planeado, por mucho, pero a mi no me habían presentado el calor del caribe 😳🔥🔥🔥 en la última vuelta se acercó la moto a preguntarme si era mi vuelta 4, contesté que sí y fueron con la chava que iba adelante de mi… yo al inicio vi dos corredoras que me llevaban una vuelta, entonces capté o pensé que yo iba 4to lugar.

Todo el tiempo vi a la que iba adelante de mi, pero iba muy cansada, el sol ya me había quitado mi esfuerzo extra, además bien o mal, me gusta disfrutar mis metas y pensar en perseguirla me provocaba una sensación no grata, así que seguí dando lo mejor y ahi estaba, la meta, de un 70.3 que m había recordado que un half ironman no es cosa fácil (Monterrey me había enseñado otra cosa) y llegué feliz, con un tiempo de 2:03:26 en el medio y feliz por todo lo aprendido y por esa experiencia tan increible que había vivido,
por supuesto agradecida de haberlo logrado y pensando en mi familia, mis niñas, mis papás  y personas a quienes se lo había dedicado, mis corredoras y amigas por supuesto,  Adri, mis runnys, mis niñas de felices kilómetros, Fer Arguijo que me hizo mi entreno, mis amigos y en especial a mi señor jefe que me quiere tanto 🙏🏻😌✨

GANÉ 2DO LUGAR

Me fui al hotel, quería descansar y estando ahí me llamaron para decirme que había ganado 2DO LUGAR, yoooooo? Pedí un taxi 🚕 y ay voy de regreso, sabía  que no alcanzaría a llegar a la premiación pero sí por mis trofeos y mi foto en podium, esta vez no me pasaría (al menos no completamente 🙄) como otras dos veces en que he ganado y me he ido o que gano y n hay premiación 😂.  Llegué, ya habían premiado pero me entregaron mis trofeos y me tomé la foto con los meros campeones. Ese premio fue un extra que no me esperaba, las dos chavas que había visto y me llevaban una vuelta eran de relevos, así que nunca me enteré que siempre fui 2do y qué bueno porque qué estrés jaaaa. Lo más importante fue lo que aprendí y viví, por muchas razones esta competencia fue un parteaguas en muchas cosas de mi vida.

Así viví mi segundo 70.3, con un tiempo de 6:17:35, agradecida con los amigos Tulum y viviendo una experiencia increíble en el triatlón y en su hotel Central Park. Por muchos momentos así, gracias Diosito 🙏🏻✨

#yademasCorredora

 

 

¡Hola mundo!

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala, ¡y comienza a publicar!.