Mi segundo 70.3 en Tulum✨

Este año entre mis objetivos más importantes marqué un maratón y un 70.3, creí que ya no lo haría porque se había pasado el primer semestre del año que era como lo tenía en mente, pero llegó la oportunidad de hacerlo, una invitación de @losamigostulum para representarlos y conocer su hotel en un lugar hermoso Tulum.

Después de dos meses llegaba el gran día, llevar todo porque preparar lo necesario para cada disciplina no es cosa fácil, todo lo que me iba a poner, untar y comer tenía que ir si o si en mi maleta y por supuesto mi bici en otra.

Y pues llegó el día de volar a Cancún acompañada de mi valiente amiga @acorach que se aventaría el tiro de acompañarme y ser la porra oficial ! Eres un sol corachita!

EL viernes amanecimos en el hotel Central Park en Tulum, un hotel eco friendly con amenities como un cine privado, un spa hermoso, un restaurante delicioso llamado Sugar free y un gimnasio de cuatro pisos (mi Disney) todo esto en medio de la selva, simplemente increíble.

Así que fuimos a conocer el gimnasio Y después de estrenar el gym fuimos a desayunar en sugarfree restaurante del hotel que tenía un menú delicioso y súper healthy así que descubrí que todo en el hotel estaba como hecho para mi gusto 🙊

Después decidimos ir a la playa pero Tulum es muy de paseo en bici y tuve la brillante idea de decirle a Adri que nos fuéramos en bici, así lo hicimos, cuando nos dimos cuenta llevábamos más de una hora pedaleando y no llegábamos 😂 pero fue muy divertido porque paramos en este lugarcito también como hecho para mi y nos refrescamos con un delicioso iced matcha! Este lugar también me lo quería llevar a mi casa y Adri también ! 😁

Seguimos el camino y por fin llegamos después de 1:20 ya estábamos en el beach club de mi hotel “los amigos beach club” aaaay pero qué hermoso es Tulum y su mar! Pasamos ahí unas horas, tomando fotos, escuchando el mar y empezó la recarga de carbohidratos con una deli pizza vegetariana y una ensalada de frutos rojos, todo delicioso! ESo sí, fuimos bien listas porque de ida vimos a los amigos Tulum (que si son como amigos) en su camioneta y les dimos nuestras bicis jaaa el regreso ya era en van porque nos cansamos y a mi todavía me faltaba un 70.3 el domingo 🤪

Volviendo al hotel había una platica que estaba dando el señor Luis Alvarez IRONMAN 156 veces, él ha hecho TODOS los ironman del mundo y ha escalado las 7 montañas más altas, así que ya se imaginarán lo motivante que es escuchar que una persona así te diga que todo es posible… a ver, no le creas! Imposible! Así que salí de ahí muy motivada y segura de que todo saldría bien el Domingo. Al siguiente día desayunamos con él señor ironman y nos contó cantidad de aventuras tipo cómo y quienes inventaron la prueba del ironman y sus competencias en china, Timbuktu y el Everest 😳 pero una de la más increíbles fue cómo conoció a Marcos su amigo ciego A quien compañía y guía en sus competencias de ironman…

Al siguiente día fuimos a la Expo, tenia que llevar a que armar mi bici, eso me tenía nerviosa… llegamos, el tri sería un triatlón chiquito, para pocos competidores pero tan importante para cada uno como cualquier otro 70.3 💪😌 Se sentía un ambiente de emoción y tranquilidad porque así es Tulum, todo calma, todo peace ✨ así que yo estaba muy tranquila y relajada… bici armada check, salí a probarla y todo parecía estar en orden.

 

Regresamos al hotel, cenamos y subí a preparar todo lo que llevaría a la prueba… ese nervio de llevar todo y que no falte nada es inevitable pues de llevarlo todo pude depender que tengas o no una buena competencia. Sorprendentemente yo seguía relajada, eso es culpa de Tulum sin duda, así que antes de dormir hablé con mis hijas y me preparé para dormir…

EL DÍA DEL TRI 🏊🏻‍♀️🚴🏻‍♀️🏃🏻‍♀️

4:00 am sonó el despertador ⏰ lo primero que hice fue escuchar un mensaje de voz de mi Pía y mi Cami donde me decían que era la mejor, que ganara y que deseaban que me fuera increíble, siempre traigo algo de ellas conmigo, esta vez era un anillo de Cami y un dije de panda de Pía, así sentiría que me acompañarían durante toda la competencia.

Desayuné un pan con crema de almendras, cómo me cuesta siempre ese pan previo, a esas horas quién va a tener hambre! Pero es de las poquísimas veces que me obligo a comer (generalmente siempre tengo hambre, no hace falta) y pues nos fuimos al triatlón mayan man, para mi fortuna íbamos con Luis Ironman y aproveché para pedirle tips y consejos extra para nadar en el mar 🙊 haciendo incapié en que NUNCA antes lo había hecho 😱 pero para una persona así pues no hay respuesta diferente a: “FÁCIL” y “NO PASA NADA” jaaaa y pues me fUicab con ese pensamiento, fui a dejar mi bici a la transición y a acomodar todo, las toallitas las cositas para rodar y las cositas para correr, todo lo que tenía estar ahí… 

EL MAR 🌊

Al encontrarnos con el mar nos recibió con un amanecer majestuoso, eso tan bello no podía ser tan malo… confieso que ahí si me sentí un poco nerviosa, platiqué con algunas personas y nos fuimos a formar a la zona de arranque y a ver las bollas y estudiar por dónde  y hacia dónde teníamos que nadar… primer disparo de salida, era para Luis Alvarez y Marcos, ver a Marcos entrar al mar sin ver, confiando sólo en su guía me impactó y pensé, no puedo tener miedo, debo ser también valiente… Me tocaba entrar al mar así que caminé y caminé hasta que sentí que ya podía empezar a nadar y en unos segundos ya no estaba en una alberca como siempre entrenaba, estaba nadando en el mar y no cualquier mar sino en el de mi ya consentido Tulum, sentí temor de marearme respirando cada dos brazadas, entonces intenté cada tres… mira los corales, el sabor a sal, sargazo en mi mano, en mi cuello, tres brazadas, que sean dos, mejor tres, que no me de pánico por favor, me pica el cuello, ya me rosé… pero mira nada más, cada que sales a respirar ve el cielo es hermoso y cuando mires abajo ve el fondo del mar y su naturaleza, qué hermoso, estoy aquí, ya me siento tranquila… Sentí todo el tiempo que mi guía era Diosito y parecía que quitaba el agua cada que yo salí a respirar y que bajaba la marea cada que braceaba al frente en busca de la bolla. Así pude visualizar cada bolla hacia la que tenía que nadar y encontré mi ritmo, me sentía cómoda, segura y feliz, me olvidé del miedo y disfruté nadar en el mar terminé la primer vuelta y comencé la segunda y última no podía creer que estaba haciéndolo y que se sintiera tan bien vencer un miedo, pensé en todas las personas que me ayudaron de alguna manera para vivir ese momento así y agradecí 🙏🏻

En el último tramo largo (era un rectángulo) la marea se puso ruda, parecía más lejana la bolla que en la primera vuelta, pero siempre la veía y seguí nadando hacia ella, con el objetivo siempre a la vista, disfrutando pero concentrada. Algo me picaba en el cuello, sabía que me había rozado mi cadena con el trisuit pero nada que no pudiera soportar, último giro hacia la playa, ahí había más sargazo pero pues lo empujabas. No lo podía creer veía el arco de salida y lo mejor es que me sentía tan feliz que supe que ya había ganado porque había vencido un miedo y se había convertido ahora en una fortaleza, pisé tierra firme sin mareos ni nada toda felicilla, empecé a correr por mi bici a la primera transición, en el camino iba con otras chavas que comentaban que el mar había estado rudo y yo, enserio estuvo feo? Yo nunca había nadado en el mar y creí que era lo normal y me dijeron para nada! Estuvo rudo y nadamos más de 1900y entonces vi que mi reloj marcó 2,230 y entonces creo que me sirvió no crear ninfunda expectativa o no saber qué se sentía porque nadé  sin miedo, eso es importante, la mente, estar serena, eso lo repetí mucho mientras nadaba, “mantente serena” “eres una chingona” “lo estás logrando” ya saben, tenemos que hablarnos bonito y fuerte a la vez porque hay momentos en que sólo  te tienes a ti para levantarte el animo, para darte fuerza! Salí del mar en 54:12

LA BICI 🚴🏻‍♀️

Una transición larga de 600 mts desde el mar hasta la zona donde montas y empiezas a rodar, me tardé un poco, quería salir lista y preparada, me comí un gel, me puse bloqueador, bodyglide en mi cuello donde me rocé en el mar, casco, lentes, calcetas,  zapatos y a correr hacia la zona de montaje… a rodar! Me esperaban tres horas, que era el objetivo inicial, era un circuito de 5 vueltas casi todo plano con un poco de pendiente de esas que no se ven pero si se sienten, me tomé mi primer pastilla de sal, el sol estaba rudo sabía que mi nutrición sería clave en esa competencia, así que cuidé los tiempos para las pastillas de sal, para mis barras de semillas y mi hidratación, más de lo normal, porque necesitaba mucho más… de repente me di cuenta que mi zapato estaba como encharcado y se me hizo extraño, ademas una parte de la carretera estaba mojada y lo demás no, había sido una nube traviesa que literal quiso llover sobre las cosas que teníamos en la transición… En la bici puedo decir que fue mucha concentración, no pensar en lo mucho que eran 90 kms sino en que cada vez faltaba menos, cuidar la nutrición y la hidratación y pum! Ya estaba en la última vuelta y desmontando para la segunda transición, salieron esos 90k en 03:05:43 … ahora sí venía lo mío, el RUN!

Y EL RUN 🏃🏻‍♀️

Llegó el momento de bajar de la bici y correr a zona de transición, deje la bici y porque no, a una mini nube se le ocurrió llover encima de nuestra zona de transición y mis tenis ya estaban empapados, me tomé el primer gel, me puse bloqueador, número y a correr al primer tapete, de ahí salir a correr 4 circuitos de 5 y cachito al otro lado de la carretera de donde fue la bici, cuando salí del adoquín y empecé a correr en la carretera empecé a sentir un dolor muy fuerte en las plantas de los pies, específicamente en metatarsos, kastapasanda 😱 dolía mucho, el sol era intenso y mis pies me quemaban, no llevaba ni 2 minutos corriendo cuando llegó el pensamiento de, tengo que correr 21k y esto ya duele! Me dije: Pero si dijiste que el run es lo tuyo, tenga su momento 😳 Y entonces me pregunté ¿cómo @#/$ coño le voy a hacer para correr medio maratón?

El run es lo mío pero… esta vez va a ser lo más duro y no lo más fácil…  cada vuelta media poco más de 5 kms, di la primera vuelta vi a Adri y le dije, me duelen mucho los pies 😖 me dijo: no pienses en eso! Y lo intenté, pero cada pisada me retumbaba hasta el cerebro, dije, ¿fasitis? Imposible! esoy bien, no es como que me empiece ahora, ademas dolía metatarsos, entonces dije en el siguiente puesto de hidratación, me acomodaré bien las calcetas, seguro se quedaron mal dobladas y me ampollé, entonces eso hice, me detuve me estiré las calcetas y maaaaaaaaadres dolió peooooooor aaaaaauuuuuch ahí entendí que me había ampollado desde la bici y recordé que mi zapato también estaba mojado y que había pedaleado mal seguramente… ok son ampollas en metatarso 💆🏻‍♀️ pensé, si sigo corriendo y pisando se me van a dormir los pies y ya no lo voy a sentir… entonces empecé a pisar normal (un poco salvaje el método porque dolía) y de repente pum, el dolor se quedó pero me olvidé de el, correría 21kms con ampollas en metatarsos y sabia que no iba a parar por eso y que si iba más lento iba a doler más tiempo, así que seguí…. el siguiente problema a enfrentar fue el sol, estaba RUDISIMO y me acordé de mi corrida en Dallas a 43 grados y el típico, ya has hecho esto antes! Eres una chin💪🏻na (ya saben que en momentos de rudeza extrema necesito mensajes más fuertes 🙈🙈) lo vas a sacar, da lo mejor de ti, paras en todos y cada uno de los puestos de hidratación, comes cada 30 minutos, si cuidamos eso, saldrá bien y a ritmo constante… me decía! Empezando comí la última pastilla de sal y a la siguiente hora decidí no más por que ya no estaba sudando,  así que la hidratación sería un trago de powerade y uno de agua, yo traía geles y gomitas, por tiempo solo me tocaban dos geles y tomé dos gomitas extras en el inter, no hay mucho que decir, eran vueltas y vueltas, todo el tiempo veías a todos los Chin💪nes que se la estaban partiendo ahí, igual que tú, mismos kilómetros, mismo sol, misma nadada y bici recorrida… el sol era realmente duro, todos absolutamente todos parábamos en cada puesto de hidratación, muchos tronados desde la primer vuelta, lo notabas en su postura, corrían encorvados, de lado, cadera caída, otros simplemente caminaban, pero todos esforzándonos para sacar ese medio maratón. Cada 2k  me exprimían en la cabeza esponjas heladas y hasta se me iba el aliento (soy coyona con el agua fría) pero necesitaba ayuda para bajarme la temperatura corporal, me metía hielos en el trisuit y así cada 2k te refrescabas y a los 100 mts te sentías de nuevo en llamas 🔥🔥🔥🔥🔥 jaaaa lo tengo que decir, ME COSTÓ! Es el medio más caliente que había corrido en mi vida, sin duda… mi ritmo se fue encima de lo planeado, por mucho, pero a mi no me habían presentado el calor del caribe 😳🔥🔥🔥 en la última vuelta se acercó la moto a preguntarme si era mi vuelta 4, contesté que sí y fueron con la chava que iba adelante de mi… yo al inicio vi dos corredoras que me llevaban una vuelta, entonces capté o pensé que yo iba 4to lugar.

Todo el tiempo vi a la que iba adelante de mi, pero iba muy cansada, el sol ya me había quitado mi esfuerzo extra, además bien o mal, me gusta disfrutar mis metas y pensar en perseguirla me provocaba una sensación no grata, así que seguí dando lo mejor y ahi estaba, la meta, de un 70.3 que m había recordado que un half ironman no es cosa fácil (Monterrey me había enseñado otra cosa) y llegué feliz, con un tiempo de 2:03:26 en el medio y feliz por todo lo aprendido y por esa experiencia tan increible que había vivido,
por supuesto agradecida de haberlo logrado y pensando en mi familia, mis niñas, mis papás  y personas a quienes se lo había dedicado, mis corredoras y amigas por supuesto,  Adri, mis runnys, mis niñas de felices kilómetros, Fer Arguijo que me hizo mi entreno, mis amigos y en especial a mi señor jefe que me quiere tanto 🙏🏻😌✨

GANÉ 2DO LUGAR

Me fui al hotel, quería descansar y estando ahí me llamaron para decirme que había ganado 2DO LUGAR, yoooooo? Pedí un taxi 🚕 y ay voy de regreso, sabía  que no alcanzaría a llegar a la premiación pero sí por mis trofeos y mi foto en podium, esta vez no me pasaría (al menos no completamente 🙄) como otras dos veces en que he ganado y me he ido o que gano y n hay premiación 😂.  Llegué, ya habían premiado pero me entregaron mis trofeos y me tomé la foto con los meros campeones. Ese premio fue un extra que no me esperaba, las dos chavas que había visto y me llevaban una vuelta eran de relevos, así que nunca me enteré que siempre fui 2do y qué bueno porque qué estrés jaaaa. Lo más importante fue lo que aprendí y viví, por muchas razones esta competencia fue un parteaguas en muchas cosas de mi vida.

Así viví mi segundo 70.3, con un tiempo de 6:17:35, agradecida con los amigos Tulum y viviendo una experiencia increíble en el triatlón y en su hotel Central Park. Por muchos momentos así, gracias Diosito 🙏🏻✨

#yademasCorredora

 

 

¡Hola mundo!

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala, ¡y comienza a publicar!.